DRONES EN EL CAMPO

Según el reciente estudio de mercado “El impacto económico de la integración del Sistema Aeroespacial No Tripulado en la economía de EE UU” aplicaciones como la seguridad pública, la agricultura de precisión y la monitorización de los campos son las actividades con más potencial dentro de la industria de los drones.

En los últimos años el uso civil de los drones ha crecido de manera notable y su uso en la agricultura no se ha quedado al margen. Cabe destacar que  el sector agrícola ya fue de los primeros en realizar pruebas con esta tecnología. En Japón, en los años 80, se empezó a utilizar estos dispositivos para incrementar el rendimiento de los cultivos, hoy en día los RPAS (Remotely Piloted Aircraft System) son capaces de arrojar fertilizantes y pesticidas de forma precisa sobre los cultivos.

Hoy en día existen numerosos fabricantes que han desarrollado drones capaces de monitorear grandes cantidades de terreno, vigilando que no haya plagas y recogiendo información sobre las condiciones del terreno, desde la humedad hasta la temperatura.

Las principales ventajas que ofrece el uso de los RPAS en la agricultura es que pueden sobrevolar los campos de una forma rápida y recoger información diversa gracias a sus sensores.  Esto permite tener a disposición, una herramienta para controlar e incrementar la productividad.  Un solo drone es capaz de monitorear una gran área de superficie de terreno de forma precisa evaluando y recogiendo información sobre control de cultivo, detección de stress nutricional, hidratación y cómo funciona el riego, temperatura, ritmo de crecimiento de los cultivos, localización prematura de enfermedades, espantapájaros y otros datos, fotos y video en tiempo real.  La gran mayoría de los drones implementan sistemas capaces de ser programados para que despeguen y aterricen de manera autónoma a ciertas horas y así espantar las aves y otros animales que pueden perjudicar la cosecha.  Mediante la tecnología GPS integrada en estas naves, son capaces de hacer la tarea por si solos, incluso, hay unos modelos que tienen dos cámaras integradas de manera adicional a la que se utiliza para fotos o videos, solamente para detectar objetos y así evitar que colisionen con cualquier obstáculo.

En el campo de la ganadería se creía que sería un sector menos propenso al uso de esta tecnología, pero no tardó mucho en cambiar a raiz de un grupo de pioneros a los que se les ocurrió pastorear con drones. Los drones registran imágenes desde el aire, lo que permite monitorear la producción ganadera al pastoreo en temas como: Biomasa y condición de las praderas, biodiversidad de plantas, población animal al pastoreo, condición corporal de los animales, impacto antropogénico en la zona, zonificación de hábitats, etc.

No es de extrañar que sectores como la agricultura o la ganadería se estén convirtiendo en nichos de mercado para la aplicación de la tecnología de los RPAS, la clave está en si los profesionales de estos sectores demandarán los servicios de empresas especializadas o por el contrario demandarán soluciones integradas para que sean ellos mismos los que puedan hacer uso como si de una herramienta más se tratara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Dron Company +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se transferirá ningún dato a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.